La estrella, quien se sometió a una cirugía por un hematoma subdural unas semanas antes de su muerte, murió debido a un paro cardíaco. Los fiscales ahora afirman que su muerte fue el resultado de “omisiones” de sus cuidadores.

Ocho médicos, enfermeras y un psicólogo que atendieron a la leyenda del fútbol Diego Maradona serán juzgados por homicidio.

Maradona, quien fuera capitán de la selección argentina ganadora de la Copa del Mundo de 1986, murió en noviembre de 2020 a la edad de 60 años.

La estrella, quien se sometió a una cirugía por un hematoma subdural unas semanas antes de su muerte, murió debido a un paro cardíaco.

Los fiscales ahora afirman que su muerte fue el resultado de “omisiones” de sus cuidadores.

En el documento de 236 páginas visto por Reuters, el juez a cargo del caso cuestionó “las conductas -activas o por omisión- de cada uno de los imputados que condujeron y contribuyeron a la realización del resultado lesivo”.

El cargo conlleva una pena de entre ocho y 25 años de prisión.

Un equipo médico designado para investigar la muerte de Maradona en 2021 dijo que el equipo médico de la estrella actuó de “manera inapropiada, deficiente e imprudente”.

Los imputados en el fallo eran el neurocirujano y médico personal de Maradona, Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos Díaz, los enfermeros Gisella Madrid y Ricardo Almiron, su jefe Mariano Perroni, y los médicos Pedro Di Spagna y Nancy Forlini.

Todos han negado su responsabilidad en la muerte de Maradona y el juez dijo que los abogados de algunos de ellos habían pedido que se desestimara el caso.

‘Se busca a toda costa un culpable’

Vadim Mischanchuk, abogado de Cosachov, dijo que apelarían la decisión y agregó que el área de atención del psiquiatra no tenía relación con la causa de la muerte de Maradona.

“Se está buscando a toda costa un culpable y se está perdiendo la objetividad”, dijo el abogado.

Mario Baudry, abogado de uno de los hijos de Maradona, dijo a Reuters que el ganador de la Copa del Mundo estaba “en una situación de indefensión” al momento de su muerte.

Después de su muerte, hubo tres días de luto nacional antes de que Maradona fuera enterrado en un cementerio cerca de Buenos Aires.

Maradona había luchado durante mucho tiempo con su salud, incluida la adicción al alcohol y la cocaína.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *